2 noviembre, 2021

Tratamientos innovadores en Neurorrehabilitación

La Unidad Avanzada de Neurorrehabilitación (UAN) del Hospital Los Madroños surge tras detectar la necesidad de ofrecer una atención diferenciada a las personas que sufren un daño neurológico cerebral o medular en fase inicial o crónica. De acuerdo con los avances de la neurociencia, diseñan programas intensivos y personalizados orientados a lograr la máxima recuperación y funcionalidad en el proceso de rehabilitación de cada paciente.

La Unidad cuenta con más de 10 años de experiencia, ¿cómo ha evolucionado desde su creación?

Nuestra voluntad por lograr la mayor calidad en la atención y resultados del tratamiento rehabilitador en los pacientes neurológicos impulsa la mejora continua de nuestros procesos, así como de las técnicas y equipamientos disponibles a lo largo de los años.

Basándonos en un proyecto de carácter interdisciplinar formado por personal médico, de enfermería, terapeutas e ingenieros biomédicos que suman su experiencia y conocimiento, hemos desarrollado un modelo propio de rehabilitación neurológica integral con un marcado enfoque investigador, cuyo objetivo es mantener al paciente y a las familias como centro de la atención.

¿Cuándo iniciáis el proceso rehabilitador?

Podemos iniciar la rehabilitación temprana desde el momento del ingreso hospitalario del paciente a la vez que completamos el proceso de diagnóstico etiológico, tratamiento quirúrgico y/o médico y estabilización clínica ya que, al encontrarse estratégicamente integrada en un Hospital General médico-quirúrgico, la Unidad dispone de todos los recursos propios del mismo, como son la Unidad de Cuidados Intensivos, Unidad de Diagnóstico por Imagen, 5 quirófanos digitalizados, laboratorio propio y acceso a más de 25 especialidades médicas.

Todo ello nos da un extraordinario soporte y nos permite atender casos de alta complejidad con la máxima seguridad, como fases agudas de lesión medular, traumatismo craneoencefálico grave, o ictus, entre otros. En estas fases iniciales, el paciente suele encontrarse muy inestable, por lo que, frecuentemente, requiere de cuidados intensivos y/o procedimientos quirúrgicos o invasivos que pueden obligarle a permanecer bajo estrechos cuidados médicos que no son compatibles con servicios especializados de rehabilitación neurológica. En nuestro caso es una de las claves de nuestro modelo, ya que al encontrarse integrados todos los niveles de asistencia podemos enfrentarnos a los retos más complejos.

Puedes revisar la entrevista completa en este enlace.