26 octubre, 2020

26 de octubre. Este año más que nunca celebramos el Día del Daño Cerebral Sobrevenido.

Hoy, 26 de octubre,  celebramos el día del daño cerebral sobrevenido.

Con la llegada del COVID-19, la saturación del sistema sanitario ha generado un descuido en la atención inmediata de patologías crónicas, entre las que destacamos las vasculares, principal origen del ictus, aumentando la mortalidad tras un diagnóstico tardío, y la morbilidad debido a una inadecuada derivación  a centros especializados para su rehabilitación y recuperación.

Por otro lado, la alta comorbilidad y mortalidad del COVID-19 ha generado un creciente temor en gran parte de la población,  que pese a  reconocer síntomas de daño cerebral sobrevenido, han preferido no acudir a los sistemas de atención sanitaria para su adecuado manejo.

Al igual que en otras áreas de salud,  se han observado en unidades de neurorrehabilitación dificultades de atención debido a las medidas preventivo sanitarias requeridas por la situación epidemiológica actual y  tanto los profesionales como las distintas asociaciones de pacientes y sociedades representativas, han mostrado gran resiliencia de actuación para mantener adelante la atención del que ha sufrido daño cerebral sobrevenido a través de reestructuración y elaboración de protocolos de actuación específicos.

La COVID-19, además, nos ha dado la oportunidad de  potenciar en tiempo récord  nuevas formas de atención que sin duda han venido para quedarse, como es la telemedicina en sus ramas de telerrehabilitación y teleconsulta.

Un ejemplo de actuación ha sido sin duda nuestra Unidad Avanzada de Neurorrehabilitación. El aporte de todos sus trabajadores ha permitido que a pesar de ser tiempos complicados, seamos considerados como la Mejor Unidad de Neurorrehabilitación de España en los premios A Tu Salud, edición IX, organizados por el diario La Razón.

Celebremos por tanto este día, aprendamos que juntos somos más fuertes, que en  momentos difíciles se consiguen grandes avances que serán útiles para una mejor atención del daño cerebral sobrevenido en los próximos años a fin de limitar al mínimo sus secuelas y permitir la máxima calidad de vida a través de una neurorrehabilitación eficaz.

Alan Juárez Belaúnde
Neurólogo
Unidad Avanzada de Neurorrehabilitación
Hospital Los Madroños